Atrás

SE REDUCE AL 48% LA PROBABILIDAD DE UN FENÓMENO LA NIÑA

SE REDUCE AL 48% LA PROBABILIDAD DE UN FENÓMENO LA NIÑA

Así mismo, la probabilidad de consolidación hacia el final del año baja al 40%

 

Bogotá, septiembre 8 de 2016 (IDEAM).

 

De acuerdo con los análisis y seguimiento de las condiciones océano-atmosféricas recientes en el Pacífico tropical, el IDEAM se permite informar que se ha reducido notoriamente la probabilidad de desarrollo de un Fenómeno La Niña.

 

Tal y como se había venido señalando en los diferentes comunicados y boletines emitidos por el instituto, a pesar de haberse dado un enfriamiento asociado con la posible ocurrencia del evento citado, la atmósfera no respondió de manera efectiva y acoplada, a lo que normalmente sucede cuando se presentan condiciones "La Niña". De esta forma, el viento en niveles bajos mantuvo un comportamiento no definido del Este propio de un evento frío.

 

Adicionalmente, en lo que respecta a condiciones oceánicas, a nivel de subsuperficie el "enfriamiento" ha mostrado recientemente menor intensidad con una tendencia a condiciones entre neutrales y ligeramente frías, lo cual sugiere proyectar que las aguas en superficie presentarían en los próximos meses una condición próxima a la neutralidad con algunos enfriamientos leves no generalizados.

 

Bajo esta perspectiva, hacia el último trimestre del año (octubre-noviembre-diciembre), la probabilidad de un Fenómeno La Niña se ha reducido al 40%, de acuerdo con la salida más reciente del Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI por sus siglas en inglés) (Figura 1, Tabla 1).

imagen2

Ahora, en relación con el Atlántico tropical es importante recalcar lo que se ha venido mencionando en boletines anteriores, asociado a una frecuencia notoria de ondas tropicales (la más activa de los últimos 4 años), así como una temporada de ciclones tropicales que se ha pronosticado un poco por encima de lo normal, teniendo a hoy, el desarrollo de 9 eventos; se destaca que históricamente septiembre y octubre son meses de una actividad ciclónica importante y dadas las condiciones de inestabilidad en el Atlántico es altamente probable que se desarrollen algunos ciclones más que podrían incidir en el tiempo lluvioso especialmente del centro y norte del país.

 

Por lo anteriormente acotado, no obstante la disminución en la probabilidad de Niña, se espera el inicio de la segunda temporada de lluvias en la segunda quincena de septiembre, con una mayor probabilidad de precipitaciones por encima de lo normal en amplios sectores de la región Caribe, centro y norte de las regiones Andina y Pacífica, así como en diversos sectores del piedemonte Llanero. Se prevé un pico máximo de lluvias entre octubre y noviembre, por lo cual se sigue llamando la atención de los diferentes actores al interior del Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD) y del Sistema Nacional Ambiental (SINA), a fin de que se continúe con las actividades de alistamiento y prevención frente a la segunda temporada de lluvias que históricamente ha presentado volúmenes de lluvia significativos en buena parte del país.

 

El IDEAM seguirá informando de manera oportuna sobre la evolución hidrometeorológica en el país y sobre las condiciones previstas en el Pacífico y Atlántico tropical y su probable repercusión en las condiciones climáticas del territorio nacional.

 

ZONA DE NIÑOS, NIÑAS Y JÓVENES